Posted by Parroquia

Ante la situación vivida en relación con el coronavirus, los sacerdotes de la zona hemos decidido unas pautas comunes de actuación, buscando ante todo el bien espiritual de los fieles, que en el caso de esta parroquia de Anunciación de Nuestra Señora se concretan en:

  • El Obispo ha dispensado del precepto dominical a todos los fieles de la Diócesis. A partir del sábado 14 de marzo la Eucaristía se celebrará sin asistencia de fieles. Hay muchas facilidades para unirnos a la celebración Eucarística desde casa (televisión, radio e internet) y buscaremos más opciones.
  • La Eucaristía no deja de celebrarse, porque sin la Eucaristía la Iglesia moriría. Pero durante un tiempo nos veremos privados de la asistencia a la misma. Es una medida dolorosa, pero de todo Dios saca un bien. Ojalá nos ayude a vivir en nuestras casas y en nuestras familias como verdadera Iglesia doméstica. La gracia de la Eucaristía sigue llegando a cada uno de nosotros, porque somos parte del Cuerpo Místico de Cristo, y porque permanecemos unidos en la Comunión de los Santos. La práctica de la comunión espiritual será de gran ayuda en estos momentos. Ojalá esta situación despierte en nosotros el hambre de la Eucaristía, verdadero Pan de Vida.
  • La parroquia permanecerá abierta todos los días con el horario que todos conocen para que las personas que lo deseen puedan acudir a rezar ante el Sagrario. Se pide encarecidamente guardar la distancia de dos bancos entre una persona y otra. También se pide que no haya al mismo tiempo dentro del templo más de 40 personas.
  • Los domingos el Santísimo Sacramento estará expuesto desde las 10:30 hasta las 13:30 y desde las 17:30 y hasta las 20:30. 
  • Así mismo, los domingos se distribuirá la Sagrada Comunión cada hora (11:00 – 12:00 – 13:00 -18:00 – 19:00 – 20:00 – 20:30 horas). 
  • Respetemos la distancia dejando espacio suficiente en las filas. Es cierto que en este caso hay que tener en cuenta dos cosas: lo que nos indique la autoridad sanitaria y que es conveniente recibir la sagrada comunión en la mano
  • Es una buena ocasión para reconciliarse con DiosHabrá sacerdotes disponibles como siempre para la confesión de lunes a sábado y los domingos mientras esté expuesto el Santísimo Sacramento.
  • Los sacerdotes estamos disponibles para visitar a los enfermos en sus casas, llevar la Sagrada Comunión, confesar, o dar la Unción de los enfermos a quien lo necesite. Nos lo comunican (teléfono de la parroquia, de los sacerdotes, coreo E.), y estaremos a su disposición
  • También se pueden solicitar intenciones para la Eucaristía de cada día, tanto por los vivos como por los difuntos.

Esperamos que todas estas medidas   sean comprendidas por todos, y pedimos perdón por el dolor que pueda ocasionar.  No dejemos de rezar a Dios para que nos dé confianza y nos regale la conversión en este tiempo de Cuaresma. 

Que Dios nos bendiga.